jueves, 24 de marzo de 2011

Tartar de Salmón

Creo que ya he comentado que de lo que más me gusta son los aperitivos. Si comes de canapés o picoteo, se disfruta un montón, gastronómicamente (se prueban más cosas) y socialmente se presta a estar más con los amigos y familiares, umh prueba esto, está estupendo, y esto y esto.

Son elaborados aperitivos, de pequeño tamaño, bastante decorados, que se cogen con los dedos y que se suelen poder comer de un bocado.

Para comenzar una reunión familiar o de amigos, para terminar una conferencia o graduación, unos premios, una presentación.

En lo laboral y en lo personal son siempre unos grandes aliados.

Se toman de pie mientras esperamos la comida principal. También se utilizan para dar por finalizado cualquier acto.

Se pueden preparar tan variados  y de tantas clases. Pero principalmente los dividimos en fríos y calientes.

Antes los canapés se preparaban casi siempre de pan de molde, ahora hemos evolucionado y lo mismo los preparamos sobre pan, que rellenamos un tomatito cherry, una tartaleta de hojaldre,  una cucharita de porcelana o cualquier cacharrito que nos sirva de soporte.

Con estas presentaciones evitamos poner tanto pan y además quedan ideales y gustan a todo el mundo.

Los ingredientes varían mucho según el país o la región donde se preparen, también influye muchísimo el ámbito social donde se vayan a degustar (familiar, social, institucional) y por supuesto el  gusto personal.

Existen algunos ingredientes muy habituales como: queso, tomatitos, aderezos como mayonesa, salsa rosa, salsa Perrins.

Yo cuando tengo que elegir los que voy a poner sean para mi casa, mi catering (plato a Plato) o mis clases tengo en cuenta varios puntos

Primero no repetir ningún ingrediente, a excepción de alguna salsa como la mayonesa.
Según los ingredientes que utilicemos  se pueden montar con más o menos antelación. Sobre pan se nos estropearan antes y en cucharitas o cacharritos de porcelana podremos prepararlos con antelación.

Que sean pequeñitos, que se tomen de un bocado.

Que no manchen en exceso, y que la salsa, que puedan llevar sea espesita para que no chorreen.

Cuidado con las salsas e ingredientes que usamos, muchos nos estropean el pan, lo humedecen.


TARTAR DE SALMON


INGREDIENTES:

300 g de salmón fresco sin piel ni espinas
100 g de salmón ahumado
30 g de pepinillos
30 g de alcaparras
1 cebolleta
1 limón
8 cucharadas soperas de aceite de oliva
2 cucharadas soperas  de salsa Perrins
Unas gotas de tabasco
1 cuchara de café de mostaza
Sal
Pimienta negra molida


Para empezar, cortar el salmón fresco en dados lo más pequeños posibles (mejor hacerlo a mano, ya que si se hace a máquina queda como una pasta y pierde la textura rica del tartar). Añadirle el salmón ahumado, los pepinillos, las acaparras, la cebolleta, todo ello picado lo más fino posible.

Mezclar y reservar en la nevera.

Preparar el aliño del tartar, mezclar en un bote el aceite, dos cucharadas de zumo de limón, la mostaza, la salsa Perrins, el tabasco, la sal y la pimienta negra. 

Antes de servir, agitar bien el aliño y añadirlo a la mezcla de tartar que teníamos reservada. Mezclar todo muy bien. Corregir de sal o pimienta si hace falta. 

Colocar sobre pan tostado el tartar y adornar con unas huevas de mujol o de salmón.

Yo como veis en las fotos he hecho dos presentaciones una más clásica sobre pan tostado y la otra sobre una cucharita de porcelana, ambas acompañadas por guacamole.

Se puede preparar el tartar y conservar en un taper en la nevera. Preparar el aliño y mantenerlo en un frasco también en la nevera. Mezclar cuando se vayan a preparar los canapés.


Podemos utilizar este Tartar como primer plato que queda fenomenal. Con un aro de presentación en el plato, ponemos en el fondo el guacamole y encima el tartar ya aliñado. Adornando con huevas de mujol o de salmón.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis